Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿La medicina correcta?

Joaquin Ortiz de Echavarria

1 Noviembre 2018


En el Proyecto de Nación 2018-2024 en donde se establecen los lineamientos y planes de trabajo del próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se dan a conocer las directrices específicas para recuperar la paz social y someter a los delincuentes. ¿Es esta la medicina correcta? Aquí un resumen de los siete ejes que plantea.

Proyecto
Recuperar la paz enfrentando las causas de la inseguridad.

Diagnóstico
La crisis de seguridad que se vive en el país es mucho más profunda y grave que un mero asunto de policías, narcotraficantes y delincuentes. Se trata de una crisis de valores y de convivencia marcada por el resentimiento social a causa de la pobreza y la falta de oportunidades, particularmente para los jóvenes, que se traduce en violencia.
Esta crisis se agrava por una conjunción de factores sociales y económicos, a los que se suma el deterioro y la corrupción de los cuerpos policiales y del aparato de procuración y administración de justicia. El estilo de vida consumista que predomina en la actualidad, en el que lo fundamental es el dinero, lo material y lo superfluo, ha contribuido también a generar frustración social, sobretodo en el sector joven de la sociedad.
Recuperar la paz y la tranquilidad y reconstruir la convivencia social es una lucha que se debe dar en varios frentes. La solución de fondo, la más eficaz, consiste en tomar acciones para contrarrestar el desempleo, la pobreza y la desintegración familiar, con el fin de sustituir al narcotráfico como una opción económica para los jóvenes, por opciones de educación y trabajo honesto. El problema de la inseguridad no podrá resolverse si no se repara primero el tejido social.


Proyecto II
Rediseño institucional del área de seguridad, coordinación y profesionalización de los cuerpos de seguridad.

Diagnóstico
Para recuperar los niveles de seguridad es necesario un mayor profesionalismo en el combate a la delincuencia, priorizar la inteligencia por sobre la fuerza y garantizar coordinación y perseverancia en los cuerpos de seguridad. Estas prácticas, sin embargo, deberán ir acompañadas de una mejora en las condiciones socioeconómicas de los integrantes de los cuerpos policiales y una gran coordinación entre la estrategia de seguridad y las políticas de procuración y administración de justicia.
Ha sido un error reducir la estrategia de seguridad a la mera captura de los grandes capos del narcotráfico, sin desmantelar su infraestructura financiera. En vez de lograr que la sociedad recupere la paz y tranquilidad perdidas, ésta estrategia ha fragmentado a los grupos criminales, propiciando relevos cada vez más violentos en sus dirigencias, multiplicando los conflictos y dispersando la violencia. Seis asesinatos de cada 10 que se cometen en el país están vinculados con el narcotráfico.
Por otra parte, por centrar los esfuerzos de seguridad en el narcotráfico se ha descuidado a los criminales del fuero común: aquéllos que cometen robos violentos en las calles o en los domicilios, que cometen un secuestro en detrimento del patrimonio y la tranquilidad de la víctima y su familia, que extorsionan y se adueñan del ingreso de quien tiene una pequeña actividad económica o negocio legítimo, etc.
Las instituciones responsables de procurar y garantizar la seguridad de los ciudadanos se han desgastado y desprestigiado, y cada vez es mayor la evidencia de que algunos cuerpos de seguridad, más que ser la solución son parte del problema, por su involucramiento con el crimen organizado.
El actual diseño institucional en materia de seguridad ha contribuido a esta crisis. La reubicación de las atribuciones de seguridad pública en la Secretaría de Gobernación ha resultado un fracaso total. La prueba es que hoy se cuenta con una seguridad casi militarizada y una inseguridad creciente. Tal reubicación ha dificultado la coordinación y suma de esfuerzos entre los cuerpos policiales y ha permitido que el ejercicio de dichas atribuciones se preste para su uso político.

Acciones
Gabinete de seguridad
Se establecerá una instancia de coordinación permanente bajo la dirección directa e inmediata del titular del Poder Ejecutivo, integrado por la Fiscalía General de la República y las secretarías de Gobernación, de la Defensa Nacional y de Marina, que se articularán con las autoridades estatales a través de instancias como el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).
Su objetivo será garantizar la colaboración y perseverancia de todos los cuerpos de seguridad en el país, dar claridad a las reglas de convivencia y operación entre el gobierno federal y los gobiernos estatales en materia de seguridad, y establecer diariamente las respuestas ejecutivas a los problemas que se presenten. Se propondrá a los gobiernos de los Estados la creación de instancias similares a nivel estatal y municipal, que serán presididas por los gobernadores y alcaldes respectivos. Por su parte, el presidente de la República sostendrá reuniones todos los días con su gabinete de seguridad y justicia para revisar avances, definir estrategias, tomar decisiones ejecutivas y coordinar y alinear esfuerzos.

- Coordinación de los cuerpos de seguridad y procuración de justicia para garantizar un auténtico estado de derecho.
- Creación de la Secretaría de Seguridad Pública.
- Fortalecimiento de la Inteligencia para garantizar la justicia.
- Analizar la pertinencia de crear una Guardia Nacional.
- Creación de la Policía Turística.


Proyecto lll
Diagnóstico
La corrupción ha estigmatizado a los cuerpos de seguridad. Junto al heroísmo y honestidad de muchos de sus integrantes, convive la corrupción. Según una encuesta de la Universidad del Valle de México, al mencionar la palabra policía, 35% de los entrevistados la asociaron con corrupción. Los propios policías reconocen en esa encuesta que los ciudadanos los miran con desconfianza, y ellos mismos perciben un alto nivel de corrupción e impunidad dentro de su institución. Las denuncias de corrupción en los cuerpos de seguridad y la manipulación de cifras relacionadas con la violencia son hechos recurrentes; es imprescindible dotar de credibilidad a los órganos internos responsables de estos temas.

Acciones
- Tolerancia cero a la corrupción
- Capacitación y profesionalización de los cuerpos policiales y uso de la Inteligencia
- Creación del Colegio Nacional de Seguridad Pública
- Policía limpia, eficaz y al servicio del ciudadano
- Seguridad pública en un marco democrático y con pleno respeto a los derechos humanos
- Fortaleza institucional a todos los cuerpos policiales
- Retiro paulatino y programado del Ejército y la Marina
- Política penitenciaria y de reintegración social del delincuente sentenciado


Proyecto IV
Procuración de justicia

Profesionalización, dignificación y tolerancia cero a la corrupción en el Ministerio Público
Para lograr la profesionalización de los ministerios públicos y su dignificación es necesario implementar las siguientes medidas:

- Capacitación única obligatoria y permanente
- Especialización por delito
- Especialización por etapa procesal
- Dignificación de fiscalías y sus servidores públicos
- Código de Conducta de servidores públicos de la seguridad y procuración de justicia
- Atención temprana
- Propuestas de políticas generales
- Autonomía en servicios periciales
- Combate a la corrupción en manos del Poder Judicial


Proyecto V
Mando Único en las corporaciones policiacas para profesionalizarlas y facilitar una orientación “localizada”.

Resumen Ejecutivo
Apoyar el establecimiento de un mando único policial con 32 corporaciones estatales, para hacer realidad la estandarización y profesionalización de las corporaciones policiacas en México, así como la implementar una filosofía de “policía localizada” que contribuya a mejorar la imagen de las policías y genere confianza entre la ciudadanía.


Proyecto VI
Auditorías a la procuración de justicia en el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), mayor autonomía a la Asamblea Superior de la Federación (ASF) y transformación del Sistema Penitenciario de un enfoque punitivo a uno rehabilitador y de reinserción social.

Resumen Ejecutivo
Reducir la impunidad en la procuración de justicia a través de tres medidas: 1) introducir auditorías entre los órganos implementadores del NSJP parar incentivar la puesta en marcha de buenas prácticas recopiladas por la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal (SETEC); 2) Otorgar mayor autonomía a la ASF para profundizar en las auditorías de fiscalización de la cuenta pública, y facultades de sanción que le permitan actuar en casos de corrupción activa y pasiva y 3) transitar de un enfoque punitivo de excesiva prisión preventiva hacia uno de Derechos Humanos enfocado en la reinserción social, que reduzca la población penitenciaria, utilice mecanismos alternativos de solución de controversias y contribuya a la rehabilitación de los internos en condiciones carcelarias dignas.


Proyecto VII
Implementar un programa de prevención social de la violencia y el delito, sujeto a mecanismos de transparencia y evaluación.

Resumen Ejecutivo
Es necesario relanzar el programa nacional de prevención social de la violencia y la delincuencia, diferenciando las labores prioritarias de prevención, focalizada en grupos en situación de riesgo y en demarcaciones prioritarias, de las actividades de fortalecimiento a las capacidad

¿Es esta la medicina correcta?


Previous Next