Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿Y los derechos de las víctimas?

Joaquin Ortiz de Echavarria

11 Junio 2018


¿Cuántos muertos más se necesitan en México resultado de explosiones; incendios; fugas y accidentes industriales para que las víctimas sean tomadas en cuenta? Miles de afectados por crisis como las que ocurrieron en San Juanico; el edificio B1 de Petróleos Mexicanos; los mineros de Pasta de Conchos; el incendio en Mexichem y tantos eventos más que simplemente quedan en el olvido jurídico y emocional. México registra un accidente laboral cada 75 segundos y un trabajador muere cada ocho horas por lesiones ocasionadas en el trabajo, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En 2017, murieron más de 1,107 trabajadores en accidentes.

Pero el problema no termina ahí. A nivel mundial se oculta hasta el 70% de los accidentes de trabajo y en México se estima es un 65%, según el presidente de la Asociación Interdisciplinaria de Salud Ocupacional e Higiene de México (AISOHMEX), Victoriano Angüis Terrazas, señaló que en el País, los accidentes de trabajo se dividen en dos, uno son los que se reportan ante el IMSS y el otro, aquellos accidentes que las empresas pueden atender directamente (entre ellos, no están ni las muertes, ni la pérdida parcial de una parte del cuerpo). En el país también 27 mil personas pierden una parte de su cuerpo en accidentes de trabajo los principales son las mutilaciones.

Pero una persona que pierde a un ser querido en un incendio o queda con quemaduras de tercer grado, su vida cambia para siempre. En México los afectados por una crisis no tienen quien los defienda. Además de la tragedia personal que tienen que vivir, desde el punto de vista jurídico entran un túnel que no tiene sentido porque –si es que hay delito- tienen que demostrar la culpabilidad de la empresa o la institución que generó la crisis. También deben pelear por una indemnización que en muchos casos apenas roza el millón de pesos y eso si les va bien. Pagar abogados; gastos médicos; terapias y en muchos casos truncar su carrera profesional, son algunas de las situaciones que tienen enfrentar, además de la crisis. Un ejemplo de esto son los padres de la Guardería ABC.

En el marco de los nueve años del incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, ocurrido el 5 de junio de 2009 (que dejó como saldo 49 niños muertos y más de 100 lesionados), padres de familia exigieron que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) imparta justicia de forma definitiva y deje de revictimizarlos.

Roberto Zavala, padre de Santiago de Jesús, aseguró que funcionarios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al saber de los reclamos y quejas de corrupción en su contra, están tomando represalias, “condicionando, restringiendo y, en algunos casos, suspendiendo servicios médicos, la entrega oportuna de medicamentos y el ejercicio de nuestras prerrogativas como derechohabientes”.

Además, acusaron que el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González, y el comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas, Sergio Jaime Rochín, actúan en complicidad con las autoridades.

En una conferencia de prensa, comentó que hasta el momento los candidatos presidenciales no los han buscado: “los que piensan que sólo salimos ahorita, les decimos que nosotros llevamos nueve años exigiendo justicia todos los días, no sólo en estas épocas electorales”. Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que desde que ocurrió la tragedia, brinda “apoyo incondicional” a las niñas, niños, adultos y familias afectadas, sin escatimar recurso alguno.

“Se creó el Centro de Atención Inmediata para Casos Especiales, el cual se integra con pediatras, rehabilitadores, psicólogos, psiquiatras, neumólogos y personal administrativo, que atiende de forma permanente (incluidos fines de semana) a los miembros de las familias”, indicó el instituto.

Padres y madres de los menores de edad que fallecieron durante el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, en 2009, aseguraron que debido a la etapa electoral en la que actualmente se encuentra nuestro país, “las tragedias como nuestro caso quedan en segundo plano”. Al realizar una protesta en el Ángel de la Independencia, a nueve años de la tragedia, Fabián Sandoval, padre del menor Daniel Alberto, aseguró que ningún candidato político los ha contactado y que su caso ha sido archivado por las autoridades judiciales.

“Esta marcha es símbolo de la impunidad que hay en nuestro país, no es ningún llamado a algún político ni mucho menos, sólo queremos que la ciudadanía vea que, a nueve años de la tragedia, aún seguimos en las mismas”, afirmó ante los medios de comunicación.

Fabián Sandoval fue uno de los padres que encabezaron la marcha, caminando con fotos de sus hijos fallecidos en silencio sobre Paseo de la Reforma, donde al llegar a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), realizaron un mitin, en el cual exigieron justicia.

Después de 40 minutos, los deudos continuaron su marcha rumbo al zócalo, donde al caer la noche encendieron velas para cada una de las imágenes.


Previous Next