Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿Fallas inteligencia?

Joaquin Ortiz de Echavarria

22 Febrero 2018


¿Es posible evitar la violencia a través del uso de herramientas de inteligencia? Llama la atención que cada vez que hay una matanza como la ocurrida en Parkland, Florida, donde murieron 17 personas a manos de Nikolas Cruz, ex alumno del colegio donde mató a estudiamtes y profesores; siempre hay –una vez sucedido el hecho- información que se tenía de inteligencia sobre esa persona. Profesores y alumnos sabían que Cruz estaba desequilibrado; que le gustaban las armas y de la violencia que profesaba en las redes sociales. El FBI tenìa información de Cruz. Pero nadie actuó en consecuencia.

¿Hasta dónde los servicios de inteligencia y las redes de información que tienen los países tienen la capacidad real de evitar actos violentos? En el caso de México, tanto la Procuraduría General de la República; como la Policia Federal Ministerial; la Marina Armada de México; la Secretaría de la Defensa Nacional; la Policia Federal; el CISEN y otras agencias e instituciones que manejan información confidencial y de inteligencia, tienen capacidad real para desactivar actos terroristas; grupos delictivos; bandas de narcotraficantes; asesinatos y tantos otros delitos que tienen sometido al país con miles y miles de muertos al año. En enero del 2018, ya se pueden sumar más de 2,500 muertos en México, de esa cifra más del 70% fue por arma de fuego.

Los atentados y los actos violentos están en todo el mundo: Estados Unidos, Francia, Bélgica, España, Reino Unido, Alemania , dan cuenta de ello. Las guerras que se libran en Siria, Afganistan e Irak confirman que el extremismo y la violencia llegaron para quedarse dese hace muchios años.

Pero ahora que la tecnología es parte fundamental de la vida de millones de personas en el mundo, las redes de inteligencia tanto en su forma tradicional como digital han demostrado ser poco efectivas en la cacería de los llamados lobos solitarios; secuestradores y delincuentes como Cruz; Ted Kaczynski –el mundiualmente famoso Unabomber-, quién mató a tres personas e hirió a otras 23 con sus artefctos explosivos; Timothy McVeigh, quien hizo explotar una bomba en el edificio federal Alfred P. Murrah en la ciudad de Oklahoma el 19 de abril de 1995, matando a 168 personas e hiriendo a 680 más. Y tantos otros de los que se tenía información supuestamente de inteligencia, pero que no sirvió para detenerlos.

El de Parkland ha sido el tiroteo escolar número 18 en lo que va de año, y el más mortífero en un centro de enseñanza desde la matanza de la escuela de Sandy Hook (Newtown, Connecticut), en 2012, en la que fueron asesinados a 20 alumnos y seis trabajadores. La tragedia de Florida supera a la de Columbine (1999) donde hubo 15 muertos incluyendo a los dos tiradores adolescentes, estudiantes del centro. Nikolas Cruz, detenido después de los hechos, se enfrenta a 17 cargos por homicidio premeditado. Dejó, además, 15 personas más heridas, algunas en estado crítico. Florida es el segundo estado con más presos en el corredor de la muerte y uno de los que más ejecuciones ha llevado a cabo. Las mayores matanzas causadas por un tirador con arma de fuego en la historia en EE UU han sido hasta ahora la de Las Vegas (2017, 58 muertos) y la de Orlando, también en Florida, en 2016 con 49 muertos.

De acuerdo con el periódico El Pais, el pasado mes de septiembre un usuario de YouTube avisó a la agencia federal de investigación de un vídeo en el que Cruz decía que algún día sería un "tirador profesional en un colegio". El FBI ha reconocido que recibió esa información, pero no fue capaz de identificar a la persona que hizo el comentario. Un portavoz de la oficina de la agencia en Miami afirmó que en el vídeo no había registro del lugar ni del momento en que fue emitido. Aunque el diario Miami Herald indica que en el comentario aparecía como autor el nombre "Nikolas Cruz", pero el FBI no fue capaz de seguir su rastro y localizarlo.

El alcalde del condado de Broward (donde se encuentra Parkland), Beam Furr, informó de que había registro de que Cruz recibió tratamiento psiquiátrico durante un año –sin precisar la clase de problema que padecía–. El joven dejó de acudir en otoño, después del fallecimiento en noviembre de su madre adoptiva, Lynda Cruz. Testimonios de personas cercanas a la familia indican que Cruz había entrado en una depresión por su pérdida.

El presidente Donald Trump llamó a reforzar la vigilancia en las escuelas en un mensaje de Twitter que a su vez asumía los agujeros institucionales para prevenir la combinación fatídica de acceso a armas de fuego y perturbación mental: "[Había] muchos signos de que el tirador de Florida estaba mentalmente desequilibrado y que había sido expulsado de la escuela por un comportamiento malo y errático. Vecinos y compañeros de clase sabían que era un gran problema. Hay que reportar siempre estos casos a las autoridades, una y otra vez", escribió. El mandatario, sin embargo, no dijo ni una palabra sobre la posible conveniencia de establecer un control más estricto de la venta de armas. Trump visitará en los próximos días Parkland (localidad de 30.000 habitantes a una hora en coche de Miami) en apoyo a las víctimas.

Cruz, de 19 años y supuestamente vinculado a un grupúsculo supremacista blanco, cometió su masacre con un fusil de asalto AR-15 que adquirió legalmente en Florida, un estado que no exige ni permiso ni licencia para adquirir un arma, ni tampoco registrarla. Aunque había sido expulsado un año antes del instituto Stoneman Douglas por indisciplina y se le había prohibido la entrada al recinto con mochila , pues profesores y alumnos sabían de su carácter violento y de su obsesión por las armas, Cruz pudo acceder a la escuela con el fusil y varios cargadores de municiones.

Así las cosas los sistemas de inteligencia distan mucho todavía de ser herramientas sólidas de prevención del delito. La tecnología complica aún más las cosas y también el reconocer esas señales que permiten identificar a un lobo solitario o a un delincuente, pero no hacer nada para alertar de un posible asesino en potencia.


Previous Next