Cuarto de crisis

Manejo de crisis

Drogas que matan

Joaquin Ortiz de Echavarria

10 Agosto 2017


Drogas. Narcotráfico. Lavado. Crimen organizado. Violencia. Son palabras que en su conjunto suman miles de muertos en México y el mundo; saturan las cárceles y generan miles de millones de dólares en dinero sucio. A esto hay sumar cientos de miles de personas adictas al consumo de drogas. Algunos datos.

Entre 2011 y 2017 hubo un incremento del 205% en el consumo de drogas solamente en la población femenina en el país. Así lo informo el titular de la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic), Manuel Mondragón y Kalb. Dio a conocer, además, que: “el mayor incremento de sustancias ilegales se presentó en mujeres adolescentes”. Todo esto, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017. Más datos.

En menores de edad, su uso se duplico: de 4.3% en 2011 a 8.3% en 2016. Por su parte, la directora del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, María Elena Medina-Mora, señaló que en México la mariguana representa 80% del consumo de drogas ilegales.

En 2011, los adolescentes comenzaron a probarla entre los 12 y 17 años. Para 2016, se registró un aumento de 44 % en este sector de la población. El incremento de quienes alguna vez la han probado fue de 2.4% en 2011 a 5.3% en 2016.

En la presentación de la encuesta y del Programa Nacional de Prevención del Consumo de Sustancias Psicoactivas y Participación Ciudadana, Modragón informó que en adolescentes de 12 a 17 años el consumo -alguna vez- de drogas ilegales se duplicó de 2.9% en 2011 a 6.2% en 2016. Alertó que uno de los principales problemas del consumo de estas sustancias es el alcohol y el incremento en su ingesta excesiva: esta adicción se asocia con consecuencias como accidentes, embarazos no deseados y violencia.

Respecto a la cocaína y a los inhalables no hubo un crecimiento significativo respecto a 2011. Sin embargo, el titular de la Conadic dijo que aunque el uso de heroína no aumentó no debe dejarse de lado la prevención del consumo, toda vez que México es el primer productor en América Latina y el tercero en el mundo.

A su vez, el secretario de Salud, José Narro Robles, aseguró que “México tiene un desafío, un riesgo, un problema; ese problema puede crecer, está creciendo”. Para combatirlo, apuntó, es necesario trabajo conjunto de los tres niveles: gobierno, sociedad y familias. Destacó que uno de los ejes principales del programa Salud en tu Escuela, que iniciará en 13 entidades, es la prevención y atención de las adicciones a nivel secundaria y reiteró que se debe trabajar en programas preventivos desde las escuelas, con información y educación.

Pero esto no solamente sucede en México. También hay alarma en Estados Unidos por lo que se ha tipificado como una epidemia por abuso de heroína y opiáceos. La comisión de la Casa Blanca para combatir la adicción a las drogas y la crisis de los opiáceos hizo público un informe provisional pidiendo al presidente Donlad Trump, declarar la epidemia de opioides como una emergencia sanitaria nacional. Trump negó la declaratoria de epidemia, pero aceptó destinar más recursos económicos a la lucha contra los llamados opiáceos.

Es una crisis de salud pública originada por una expansiva adicción a la heroína y a los derivados del opio que, con la aparición del fentanyl y otras drogas sintéticas, la convierten en una creciente epidemia que aumenta 25% cada año, de acuerdo co la Evaluación Nacional de la Amenaza de Heroína 2017, que cita la declaración de emergencia en: Massachussets, Maryland y otros de la costa este, solicitando más recursos federales a la Casa Blanca y al Departamento de Salud, para enfrentar el problema.

Sólo el año pasado, 59,779 personas murieron por sobredosis, según la Evaluación Nacional Sobre la Amenaza de todas las Drogas Ilegales 2016, elaborado por la DEA. Mientras la Asociación Nacional de Hospitales reportó que las salas de emergencia atendieron a millones más por sobredosis, rescatándolos de la muerte, con tratamientos y procedimientos cuyos costos se estiman en $420,000 millones de dólares al año, incluyendo $81,000 millones de dólares que cuesta a empleadores de más de 14 millones de adictos, de acuerdo a reportes estatales y federales.

En 2015, 276,000 adolescentes usaban algún derivado del opio para dolores, pero en menos de un año 122,000 eran ya adictos, 21,000 de ellos revelaron haber consumido heroína y más de 5,000 se declararon adictos; además de 6,000 que recibieron tratamiento para dejar esa droga, según un reporte de la Sociedad Americana de Medicina y Adicciones. La muerte de mujeres se ha cuadruplicado también, advierte el documento.

Así las cosas, los efectos del consumo de drogas; de la producción y de la transportación de estos productos no solamente están inundando los panteones con miles de muertos al año, a esto hay sumar millones de seres humanos adictos y otros muchos más que se adicionarán en los próximos años. Sin duda, un tema de crisis.


Previous Next