Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿México peor que Siria?

Joaquin Ortiz de Echavarria

11 Mayo 2017

 

México fue el segundo país más letal del mundo en 2016. ¿Cierto o falso? Así lo establece un reporte publicado hoy del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), un prestigioso think tank sobre seguridad con sede en Reino Unidos. Sólo Siria, con 50,000 muertos por su guerra civil, superó a México como el país más letal del mundo ese año, que registró 23,000 pérdidas de vidas humanas.

"Esto es aún más sorprendente considerando que las muertes por conflictos (en México) son casi todas atribuibles a armas pequeñas", dijo John Chipman, director ejecutivo del Instituto. En tercer y cuarto lugar figuraron Iraq, con 17 mil muertos, y Afganistán, con 16 mil. La cifra de muertes en México, además, representa un alza significativa comparada con la de 2015 (17 mil muertos) y la de 2014 (15 mil).

México en voz de las Secretarías de Gobernación (Segob) y Relaciones Exteriores (SRE) desmintieron un comunicado conjunto donde descalifican el reporte presentado por IISS, por sus siglas en inglés, del que se desprende que país fue el segundo donde se registraron más muertes a consecuencia de conflictos armados durante 2016, sólo por detrás de Siria. Ver enlace

El Gobierno Federal indicó que el documento “refleja estimaciones basadas en metodologías inciertas y aplica términos jurídicos de manera equivocada”, por lo que “sus conclusiones no tienen sustento en el caso de México”. Las dependencias criticaron que el estudio hable de un “conflicto armado” en el país. “Ello es incorrecto; la existencia de grupos criminales no es un criterio suficiente para hablar de un conflicto armado no internacional. Tampoco lo es el uso de las Fuerzas Armadas para mantener el orden al interior del país”. Además, recordaron que todavía no existen cifras oficiales sobre el número de muertes dolosas en el país durante 2016, por lo que ignora la fuente del IISS.

“También es inverosímil la suposición que hace el estudio al considerar que todos los homicidios que tuvieron lugar en México están relacionados con el combate a las organizaciones criminales”. "Las guerras en Iraq y Afganistán fueron rebasadas por número de muertes por los conflictos en México y Centroamérica, que han recibido mucha menos atención mediática y de la comunidad internacional", indicó Anastasia Voronkova, editora de la encuesta.

Voronkova indicó que los homicidios en 2016 en México aumentaron en 22 de los 32 estados y que ello en parte se explica porque las rivalidades entre los cárteles de la droga incrementaron la violencia. "Cabe destacar que los mayores incrementos en número de muertos se registraron en estados que fueron campos de batalla clave para los cárteles, cada vez más fragmentados.

"La violencia se agravó a medida que los cárteles expandieron el alcance territorial de sus operaciones, limpiando áreas de cárteles rivales en sus esfuerzos por asegurarse el monopolio de las rutas de la droga y otras actividades criminales", explicó.

Los cárteles de la droga mexicanos captan entre 19 mil millones y 29 mil millones de dólares anuales por venta de drogas en Estados Unidos, según un reporte del Departamento de Seguridad Interior.

El reporte destaca que las rivalidades entre los cárteles causan estragos en las vidas de civiles que nada tienen que ver con el narcotráfico, y que han sido asesinados inmigrantes, periodistas, funcionarios del Gobierno, personas que se negaron a unirse a cárteles y espectadores.

Jacob Parakilas, jefe adjunto del Programa en Estados Unidos y las Américas del think tank Chatham House, con sede en Londres, consideró que parte de la razón de la relativa falta de atención a México por parte de los medios internacionales es que lo que pasa en el país no es una guerra.

"No es una guerra en el sentido político. Los participantes en gran medida no tienen un objetivo político, no están tratando de crear un estado, no viene con las mismas imágenes (que una guerra), no hay ataques aéreos”, declaró.

"También, esto ha estado ocurriendo desde el comienzo del narcotráfico moderno en las Américas, no es noticia en ese sentido, y México es uno de los países más peligrosos del mundo para ser periodista, lo que pone un amortiguador en la capacidad de los medios de informar sobre eso", dijo.


Previous Next