Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿Radios de oro y diamantes?

Joaquin Ortiz de Echavarria

16 Febrero 2017

¿Qué está pasando en Nuevo León y Yucatán? ¿Podría ser una epidemia nacional?

Se han asignado cientos de millones de pesos en total opacidad para comprar equipos de radiocomunicación para la seguridad de esas entidades. Además, de acuerdo con fuentes cercanas a dichos procesos se han pagado radios y terminales de comunicación muy caros: sobre 300% del valor de otros equipos similares, más eficientes. ¿Quién responde por esta situación? Tal vez los gobernadores: Rolando Zapata y Jaime Rodríguez –“el bronco”-, no sepan lo que están haciendo sus subalternos en seguridad. Pero alguien se sirve con la cuchara grande.

Se han gastado en Yucatán alrededor de $1,500 millones de pesos del llamado Escudo Yucatán y se acaba de adjudicar, sin licitación de por medio, entre $300 y $500 millones de pesos en la más absoluta secrecía en radiocomunicación. Y en Nuevo León, desde la administración del cuestionado Rodrigo Medina, el gasto en seguridad pública ha beneficiado a empresas integradoras de telecomunicaciones como: Telecomunicaciones y Servicios del Norte (TSN).

Esta práctica, como un cáncer, se está extendiendo en perjuicio de los presupuestos estatales. La mecánica es sencilla: adjudicación directa; precios elevados y contratos millonarios a empresas, por ejemplo, como TSN, integrador de Motorola Solutions. Dicha corporación ha sido beneficiada en Yucatán y en Nuevo León por $400 millones de pesos aproximadamente en cada entidad. Todo este dinero solamente se gastó en radios y equipos de radiocomunicación y se pagó por radio portátil algo así como $70,000 pesos, cuando el costo promedio en el mercado es menor a $30,000 pesos. ¿Qué justifica que se pague más del 100% por radio portátil? ¿Quién firmó estos contratos? ¿Alguien siguió algún proceso apegado a la Ley de Adquisiciones o se la pasaron por el arco del triunfo?

En Nuevo León, se adjudicó a TSN: a sobreprecio y sin licitación pública, de equipos de radiocomunicación para las fuerzas de seguridad estatales que, también ofrecen otros competidores en el mercado, al 70% por abajo del precio que se pagó.

Al parecer se trata de una práctica internacional de esa compañía. Lo mismo sucede en Estados Unidos: Motorola Solutions, ha aplicado el mismo esquema de negocios que en México. De acuerdo con la cadena CNBC, el pasado 7 de febrero, en voz del periodista Andrew Left, se afirma que Motorola Solutions comercializa equipos de radiocomunicación caros para el gobierno de Estados Unidos.

Pronto, afirma Left, Motorola Solutions podría estar en la mira de Donald Trump porqué le está robando descaradamente al gobierno de ese país. Según CNBC, el modus operandi de Motorola Solutions es el siguiente: seducir a los departamentos de policías, bomberos y otras autoridades; cortejar a los funcionarios que hacen licitaciones, perseguir cada forma que existe para ganar contratos directos u obtener información confidencial, y donde sea posible, configurar sus equipos con elementos exclusivos para que no puedan comunicarse con los productos de sus competidores.

Left dijo que la compañía cobra sustancialmente menos a sus clientes en el gobierno del Reino Unido comparado con los Estados Unidos, lo que pone en una situación crítica a una compañía que obtiene el 76.7% de sus ventas del mercado estadounidense. Esto podría estar sucediendo en este momento bajo las narices de los gobernadores de Yucatán y Nuevo León. ¿Le pondrán un alto a esta práctica abusiva del mercado mexicano?

Esta situación ya afectó a Motorola Solutions en los mercados financieros internacionales, con una caída de sus acciones del 5.5% el martes siete de febrero, luego de la información en CNBC.