Cuarto de crisis

Manejo de crisis

Trump: ¿Hombre del año o del daño?

Joaquin Ortiz de Echavarria

8 Diciembre 2016

Sin duda Donald Trump es un fenómeno electoral y comunicacional que lo llevó a ganar la presidencia de Estados Unidos. Hoy en México se le percibe como una amenaza: el peso se ha devaluado casi un 30%; prevalece la incertidumbre sobre cómo el hombre anaranjado abordará la revisión del TLC y la construcción de un muro que el país azteca tendrá que pagar de alguna manera. División. Odio. Controversia. Todas, palabras que describen desde la oposición al que hoy la revista Time ha designado como el hombre del año.

La publicación explicó que el empresario fue elegido por recordar a los estadunidenses que la demagogia se alimenta de la desesperación. También fue seleccionado como La Persona del Año 2016 por su inesperado triunfo en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre. Trump, quien derrotó a otros nueve finalistas, incluida la ex primera dama Hillary Clinton, consideró la designación como un “honor”, a pesar de que el millonario había anticipado el año pasado que nunca sería designado como la persona del año por Time.

“Considero esto un gran, gran honor”, dijo Trump en una entrevista con el programa Today de NBC, minutos después del anuncio. Bajo la leyenda, “Donald Trump, presidente de los Estados Divididos de América”, la portada de Time muestra una imagen de Trump sentado en un elegante sillón con toques dorados, mirando directamente a la cámara en posición retadora.

La editora de Time, Nancy Gibbs, señaló que La Persona del Año” corresponde a aquella con más influencia en las noticias y en el mundo para bien o para mal. ¿Cuál es este año?”, se preguntó.

Time argumentó en ese sentido que Trump fue elegido por recordar a los estadunidenses que la demagogia se alimenta de la desesperación y que la verdad es sólo tan poderosa como la confianza en quien la dice. La publicación destacó que Trump logró empoderar a un electorado oculto haciendo públicas sus furias y exhibiendo sus miedos y por enmarcar la cultura política del mañana demoliendo la de ayer.

Pero de inmediato Trump disputó la noción de que él sea responsable de la polarización política de Estados Unidos. “Yo no los divido, están divididos ahora, hay una gran división y la vamos a unificar y vamos a tener un país bien sano y vamos a ser una gran fuerza económica y vamos a reconstruir nuestro aparato militar y seguridad y vamos a hacer grandes cosas”, dijo a NBC.

En segundo lugar, Time colocó a Clinton, quien ganó el voto popular en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre por más de 2 millones de votos y en tercer lugar colocó colectivamente a los “hackers” que siguen irrumpiendo en la era cibernética.