Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿La tecnología hundió a Hillary?

Joaquin Ortiz de Echavarria

10 Noviembre 2016

Ahora que terminó la carrera electoral en Estados Unidos, uno de los factores que pudieron influir en la derrota de Hillary Clinton fue el manejo que se hizo de la filtración de sus correos electrónicos. Fuera quién fuera, el uso de su información digital dañó su reputación y generó dudas sobre sus posicionamientos políticos.

Así como Barack Obama ganó gracias a las redes sociales, Clinton pudo haber perdido por las filtraciones de miles de correos electrónicos que revisó el FBI. Apenas una semana antes de las elecciones el tema revivió en la opinión pública y lastimó la percepción reputacional de la hoy derrotada candidata demócrata .

La información que se comparte en Internet es valiosa para los usuarios que la suben, las empresas que la manejan y los ciberdelincuentes que la venden a otras compañías o que la aprovechan para estafar a los usuarios o robarles su identidad.

De acuerdo con la empresa de ciberseguridad PSafe, durante 2016 se han filtrado más de dos billones de datos confidenciales a nivel global, entre los 20 países más afectados por los ataques se encuentra México, en donde más de 45 mil usuarios vieron comprometidos sus correos electrónicos, datos personales y contraseñas. Expuso que los hackers se encuentran en todas partes y pueden apropiarse de cualquier base de datos de donde sea, lo que ocasiona que la protección contra el robo de datos sea limitada, ya que no depende de autoridades específicas el cuidado de los datos.

Indicó que los usuarios deben tomar medidas si no quieren ver comprometidos sus datos en algún acto ilícito, o si no quieren verse en la necesidad de pagar un rescate cada cierto tiempo para acceder a datos personales como las fotografías de la familia o las cuentas de redes sociales. Al respecto, el CEO de PSafe, Marco de Mello, comentó que en la actualidad los usuarios se deben preparar para adelantarse a los hackers y evitar los daños que se desprenden del robo de datos, y un modo de hacerlo, es la información que tengan los usuarios para protegerse.

Actualmente recabamos mucha información que nos permite adelantarnos a los hackers y mantener la información de nuestros usuarios segura, buscamos estar listos ante cualquier ataque desde cualquier frente?, comentó.

Precisó que el negocio de los hackers es la venta de la información, por ello, lo esperado por los especialistas es que lleguen más ataques y a mayor escala, y pongan en riesgo a más personas debido la precisión de la información comprometida, comentó De Mello. El pronóstico no es alentador sino se espera que realicen más y mayores ciberataques. Por otro lado, lo más impresionante en todo esto son los detalles y la información tan precisa que se expone, lo que sin duda pone en riesgo a cientos de miles de personas que sin importar cargo o puesto que desempeñen, son atacados por igual`, dijo.

El crecimiento de la magnitud y del número de ataques, así como la portabilidad de la información importante para los usuarios hace que la protección de los datos subidos a la red sea un asunto del que el usuario no se desatienda.