Cuarto de crisis

Manejo de crisis

Mal humor nacional

Joaquin Ortiz de Echavarria

21 Octubre 2016

Al margen de los asesinatos que se han dado en México en las últimas semanas, como el de León Serment y María Villar, la violencia social también ocupa un lugar preponderante en el país. Actualmente existen 256 conflictos sociales en proceso en la República Mexicana, como guerrillas, protestas mineras, guardias comunitarias, paramilitares, movilizaciones estudiantiles y desaparición de activistas.

En los últimos años, el número de conflictos sociales ha venido en aumento, lo mismo en las grandes ciudades que en pequeñas comunidades que se resisten a aceptar ciertas políticas públicas, a la imposición de grandes proyectos de energía o infraestructura o que responsabilizan al gobierno por sus problemas.

Es lo que el pasado abril el propio Enrique Peña Nieto calificó de “mal humor social”. Más allá del movimiento magisterial, por todo el país se pueden identificar más de 250 conflictos sociales. Transcurrida la segunda mitad de la administración peñanietista, el balance es revelador: de enero de 2013 a la fecha han surgido o se reactivaron 187 conflictos sociales o comunitarios en todo el país, mientras que, de los heredados al iniciar el sexenio, subsisten 71. Todo esto de acuerdo con la Comisión para el Diálogo de los Pueblos Indígenas de México de la Secretaría de Gobernación. La mayoría de los casos documentados se pueden fechar en los primeros tres años de administración, pues sólo 16 conflictos han surgido en lo que va de 2016. Así que, al llegar a la elección intermedia de 2015, el país ya contaba con 240. Si bien la estadística no tuvo una variación significativa de la elección intermedia federal a los comicios de este 5 de junio en 13 entidades federativas, se concentran en éstas últimas 88 de los casos de movilización y protesta contra el gobierno. Los estados de la república cuyos procesos electorales fueron más polarizados se ubican entre los que más conflictos registran desde hace tiempo: Oaxaca tiene 26 casos, incluido como uno solo el movimiento magisterial