Cuarto de crisis

Manejo de crisis

Mundo y Coronavirus

Joaquin Ortiz de Echavarria

12 Marzo 2020

La cancelación temporal de vuelos entre Europa y Estados Unidos, anunciada por Donald Trump. La suspensión definitiva de la temporada de basketball en Estados Unidos, que dio a conocer la National Basketball Asociation (NBA). Incluso el que el actor Tom Hanks y su esposa, Rita Wilson, reconocieran que padecían Coronavirus. Estos eventos y muchos más han modificado radicalmente la percepción de riesgo sobre Covid-19.

"Hemos evaluado que el Covid-19 puede caracterizarse como una pandemia", dijo el miércoles 11 de marzo, Tedros Adhanom, director de la OMS. Con pandemia, un término que la OMS procuraba no usar hasta ahora para referirse al nuevo Coronavirus, se refiere a una enfermedad epidémica que se extiende en varios países del mundo de manera simultánea. Adhanom subrayó que el número de casos de Coronavirus fuera de China aumentó 13 veces y que el número de países afectados se triplicó en las últimas dos semanas. El director de la OMS añadió que está "profundamente preocupado" por "niveles alarmantes de inacción" sobre el virus.

Cambiar el lenguaje sobre el coronavirus no cambia en nada el comportamiento del patógeno, pero la OMS espera que altere la forma en que los países lo abordan. Adhanom hizo un llamado a que los gobiernos tomen "medidas urgentes y agresivas" para combatir el brote. "Algunos países están luchando contra la falta de capacidad. Algunos países están luchando contra la falta de recursos. Algunos países están luchando contra la falta de resolución", señaló.

"No podemos decir esto en voz más alta, o más claramente, o con la suficiente frecuencia: todos los países pueden cambiar el curso de esta pandemia", dijo el director de la OMS. "Pandemia no es una palabra para usar a la ligera o descuidadamente. Es una palabra que, si se usa incorrectamente, puede causar un miedo irrazonable o una aceptación injustificada de que la lucha ha terminado, lo que lleva a sufrimiento y muerte innecesarios". Agregó que la OMS les pide a todos los países:


Activar y ampliar los mecanismos de respuesta a emergencias


Comunicarse con las personas sobre los riesgos y cómo pueden protegerse


Encontrar, aislar, probar y tratar cada caso de covid-19 y rastrear a las personas con las que haya estado en contacto


Por su parte, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades informó que alrededor del 80,9% de las infecciones del nuevo Coronavirus se clasifican como leves, el 13.8% como graves y solo el 4.7%como críticas, lo que incluye insuficiencia respiratoria y multiorgánica, y shock séptico. Ante estas cifras, el presidente de la OMS, Tedros Adhanom, ha señalado que el Covid-19 no es tan mortal si se compara con otros coronavirus antes registrados, entre ellos el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SRAS) y el Síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS): es una enfermedad respiratoria grave que involucra principalmente al tracto respiratorio superior. Causa fiebre, tos y dificultad para respirar. Aproximadamente el 30% de las personas que han contraído esta enfermedad han muerto. Algunas personas solo tienen síntomas leves.

El riesgo de muerte en el caso del SARS, por ejemplo, fue mucho mayor cuando surgió el brote en 2003, con alrededor de un 10% de tasa de mortalidad (de los más de 8, 000 casos, hubo 774 muertes). Mientras que con el MERS fue de entre el 20% y el 40%, dependiendo del lugar.

Benjamin Cowling, profesor de Epidemiología de la Universidad de Hong Kong, le dijo a BBC Mundo que el Covid-19 es "definitivamente menos grave que los otros Coronavirus". El académico, además, apunta que es probable que la tasa de mortandad sea aún menor a lo que se ha dicho hasta el momento, pues se cree que hay muchas personas infectadas que no han sido consideradas. "Eso significa que realmente la tasa puede ser inferior al 2% porque el número de contagios en nuestro cálculo no es tan grande como podría ser", afirma.

"Lo que los epidemiólogos estamos tratando de averiguar actualmente es cuánto podría cambiar ese número en el futuro, cuánto podría aumentar, aunque es muy difícil hacer predicciones porque aún es muy alta la incertidumbre", agrega. Sin embargo, aclara que, al existir una mayor cantidad de casos, la totalidad de las muertes a causa de esta nueva enfermedad terminará siendo mucho mayor que en casos como el SARS. "Cada infección es menos grave, pero en promedio causará muchas más muertes que el SARS pues este coronavirus es mucho más fácil de propagar", explica.

Como panorama general, se puede decir que la cantidad de muertes causadas por el Covid-19 hasta ahora es muy baja si se compara con la mortandad que causa anualmente la conocida enfermedad respiratoria llamada Influenza. Un análisis de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señala que solo en Estados Unidos un 8% de su población -lo que representa alrededor de 26 millones de personas- se contagia con esta enfermedad cada año.

De ellas, mueren aproximadamente 14,000. Y aunque este número sigue siendo bastante mayor que el de las muertes por el Covid-19 (poco más de 2.400 hasta el momento), la tasa de mortandad es muchísimo menor: 0.05%. Aún más: estudios globales sugieren que la tasa en el mundo (y no solo en Estados Unidos) de muerte por influenza es solo de un 0.01%. "Si se compara el Coronavirus con la gripe, podemos ver que el Covid-19 es alrededor de 10 veces más grave en promedio pues la mortandad en la Influenza es muy baja, solo una persona de cada 10 mil puede morir", explica Cowling.

El académico agrega que, debido a esto, muchos epidemiólogos están preocupados. "Es un gran desafío y justifica muchas de las acciones públicas que hemos visto hasta ahora", dice. Por otra parte, Cowling asegura que, en el caso de la influenza, es "muy improbable" que muera una persona sana y joven. Mientras que con el coronavirus, ya ha habido algunos de estos casos (aunque son los menos: hasta los 39 años, la tasa de mortalidad es del 0,2%).

"Hemos visto que trabajadores de la salud en Wuhan (China), como el doctor Li Wenliang, de solo 33 años, han muerto. Si pensamos en la Influenza, eso es muy improbable, no esperamos que una persona sana de 33 años muera. Entonces nos preocupa", señala.

El escenario cambia radicalmente si se compara el nuevo coronavirus con otras enfermedades infecciosas graves como la rabia (que se transmite al hombre normalmente por la mordedura de animales domésticos) y el ébola. "La rabia tiene una tasa de mortalidad de aproximadamente un 95% mientras que el ébola, de un 50%. Estas son enfermedades muy serias, definitivamente más graves que el coronavirus", indica Cowling. Aun así, el académico agrega que la propagación de estas enfermedades no es tan efectiva como la del covid-19. "Los virus que son demasiado exitosos en matar a gente no se contagian con facilidad. Por lo tanto, no esperamos que ocurran pandemias mundiales de esas infecciones graves", dice.


Previous Next