Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿Sicarios inexpertos?

Joaquin Ortiz de Echavarria

19 Diciembre 2019

En el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la crisis de seguridad en el país continuó y se profundizó. La cifra de personas asesinadas, 32,565, no solo es la más alta para un inicio de sexenio, sino que además los casos se han vuelto más violentos. Y es que el promedio de víctimas que deja cada caso en 2019 es el más alto de por lo menos los últimos cinco años. Ocho masacres con un saldo de 124 personas que perdieron la vida, entre ellos mujeres, niños y policías, son ejemplo de esto.

El alza de las tasas de homicidios no es un hecho focalizado en una región del país, sino que se extiende en 19 de los 32 estados. Un matiz importante: los datos confirman que el gobierno de López Obrado recibió, a diferencia de sus antecesores, una tendencia al alza en los homicidios. Este crecimiento se había detenido en los últimos meses, aunque el balance preliminar de noviembre arroja, otra vez, un incremento.

Lo anterior ocurre pese a que el gobierno actual ha fijado el problema de la inseguridad como un tema prioritario de su política pública, que se aborda todas las mañanas en reuniones que sostiene el gabinete de seguridad y que son encabezadas por el propio presidente.

Además, este año entró en operaciones la Guardia Nacional, una nueva fuerza de seguridad civil por definición, pero constituida y operada esencialmente por las fuerzas armadas. No obstante, sigue el déficit de policías locales, a lo que ahora se suma un nuevo recorte en los fondos de seguridad para 2020.

Animal Político presentó datos y puntos clave del arranque del actual sexenio en materia de seguridad.

Una de las cuestiones que el presidente López Obrador sostuvo desde los primeros días de su administración es que se había terminado “la guerra” como política de seguridad y combate a la delincuencia, pues la misma había arrastrado al país a la actual crisis de violencia. “Se agitó el avispero”, fue una de las analogías que usó para referirse a ello.

Sin embargo, lo registrado en 2019 muestra que la violencia no solo no retrocedió sino que incluso se agudizó. Como ya se ha publicado antes el país registra la mayor tasa de homicidios de los últimos 23 años, pero además destacan varios hechos en donde el número de víctimas ha sido elevado.

En algunos casos las personas que perdieron la vida eran integrantes de las fuerzas de seguridad o presuntos delincuentes, pero en otros casos personas totalmente ajenas a los hechos. Aquí ocho ejemplos de algunos multihomicidios:

*Abril 19: Balacera en plena fiesta familiar en Minatitlán, Veracruz. Saldo: 13 muertos, entre ellos cinco mujeres y un menor de edad.
*Agosto 28: Incendio provocado en bar de Coatzacoalcos, Veracruz. Saldo: 30 personas muertas.
*Septiembre 5: Presunto enfrentamiento entre policías y personas armadas. Saldo: 8 muertos, todos supuestos delincuentes.
*Octubre 14: Emboscada a policías estatales en Aguililla, Michoacán. Saldo: 13 muertos (todos policías).
*Octubre 15: Choque de militares con civiles armados en Tepochica, Guerrero. Saldo: 15 muertos (14 de ellos civiles).
*Octubre 17: Ataque del Cártel de Sinaloa en Culiacán, Sinaloa. Saldo: 13 personas muertas.
*Noviembre 4: Atentado contra familia de la comunidad mormona en Bavispe, Sonora. Saldo: 9 muertos, entre ellos seis menores de edad y tres mujeres adultas.
*Noviembre 30: Enfrentamiento entre sujetos armados y policías estatales. Saldo: 23 muertos, entre ellos cuatro agentes y 4 civiles ajenos a los hechos.

Estas masacres y multihomicidios no son casualidad. Las cifras oficiales de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que en 2019 se registra el promedio mas alto de número de víctimas por cada homicidio, al menos de los últimos cinco años.

Según la información, de enero a octubre de 2019 se contabilizaron 24 mil 484 casos de homicidio dolosoque dejaron un total de 28 mil 741 víctimas. Esto significa que, en promedio, el saldo de cada caso es de 1.17 víctimas. El porcentaje es superior al de 2018 y 2017, donde el promedio fue de 1.15 víctimas por caso, al de 2016 donde fue de 1.11 y al de 2015 donde fue de 1.10 casos. Cabe señalar que entre las personas asesinadas este año se encuentran 382 elementos de corporaciones policiales.

Por otro lado, de acuerdo con la estadística diaria de homicidios que publica el gobierno federal, en noviembre se registró un promedio de 79 homicidios diarios, un incremento en comparación con el promedio diario de 76 víctimas registrado en octubre.

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, consideró ayer que uno de los factores de la muerte de más de un policía al día, principalmente municipales, obedece a que los grupos criminales están reclutando sicarios sin experiencia ni entrenamiento.

El periódico Reforma publicó cómo los policías estuvieron entre los principales blancos del crimen, sumando 415 agentes asesinados en 28 entidades durante 2019, de los cuales 219 fueron municipales, 178 estatales y 18 federales.

De continuar la tendencia, al cierre de este año sumarán al menos 435 policías federales y locales ultimados.

"Las organizaciones criminales están pasando por una etapa de incorporación o contratación de personal sin experiencia, consecuentemente eso ha elevado el nivel de estás agresiones", argumentó Durazo.

"Una parte de la estrategia de las organizaciones criminales es invariablemente infundir temor, pero otra parte también muestra su debilidad, al estar incorporando a sicarios no entrenados. Eso, en el corto plazo, terminará por debilitarlos con el trabajo que estamos realizando".

Tras encabezar un evento con Jefes de Policía de todo el país en el Museo de Antropología, el secretario Durazo reconoció que existe preocupación por el número de policías asesinados en el país.

"Por supuesto, estamos tomando todas las previsiones y precauciones del caso, con un mayor entrenamiento de nuestra gente, con un mejor equipamiento, un equipamiento adecuado, que por mucho tiempo no tuvieron, chalecos antibalas con fecha de caducidad, etcétera, estamos trabajando".


Previous Next