Cuarto de crisis

Manejo de crisis

Y después de Luis Miranda, ¿Qué?

Joaquin Ortiz de Echavarria

Jueves, 8 de septiembre 2016

Ahora que Luis Miranda dejó la Secretaría de Gobernación, ¿quién seguirá el proceso de solución del conflicto magisterial? ¿Se mantiene la agenda?

Han pasado más de 100 días desde que los profesores adscritos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) iniciaron una serie de movilizaciones en Oaxaca y Chiapas y más dos meses desde que extendieron su plan de acción a otros territorios; entidades como Michoacán, Ciudad de México y Guerrero también se han visto afectadas por plantones, movilizaciones y bloqueos carreteros que han mantenido de manera cotidiana los trabajadores de la docencia contra la Reforma Educativa, vigente desde septiembre del 2013.

Desde la segunda quincena de mayo el movimiento magisterial había realizado acciones de protesta en Oaxaca y Chiapas, pero prendió la mecha en otras entidades después de los enfrentamientos entre Policías Federales y profesores en Nochixtlán, Oaxaca, suscitados el pasado 19 de junio.

Aferrados a no aceptar dicha reforma promovida por el Gobierno Federal, miles de profesores han protagonizado, durante aproximadamente dos meses y medio de manera general, una serie de acontecimientos que han derivado en pérdidas económicas para el comercio de esas entidades, donde las afectaciones podrían ascender de 7,500 millones hasta los 9,375 millones de pesos en este periodo, según cifras estimadas de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur).

Sin embargo, en las últimas semanas la actividad comercial en la mayoría de las entidades ha regresado paulatinamente a la normalidad.

Ante esta situación, Humberto Lozano, presidente de la dependencia en la Ciudad de México, afirmó que: “A más de 100 días del paro magisterial hemos contabilizado 92 manifestaciones importantes, con un impacto importante en ventas no realizadas, a esto le sumamos los salarios que se pagan, la renta y demás gastos”.

Considerando las estimaciones de la Concanaco Servitur, la mayor pérdida económica se registraría en la capital del país, que en un rango de dos meses y medio ascendería de 1,800 millones hasta 2,250 millones de pesos, seguida de Oaxaca (de 1,700 millones a 2,125 millones de pesos), Michoacán, Guerrero (ambos de 1,500 millones a 1,875 millones de pesos) y, por último, Chiapas (de 1,000 millones a 1,250 millones de pesos).

Representantes de cámaras comerciales y empresariales de estas entidades se han manifestado inconformes con el actuar tanto de los profesores como del gobierno federal. El pasado 13 de julio comenzaron las mesas de negociación entre el magisterio y la Secretaría de Gobernación; sin embargo, a más de mes y medio los líderes de las cámaras comerciales coinciden en que la actuación del gobierno federal ha sido insuficiente para la resolución del conflicto.

“Lo grave es que el gobierno no aplica la ley, no se puede llamar negociación porque los maestros no han suspendido sus marchas ni sus movilizaciones, no se puede hablar de diálogo. Tanto los profesores, que están utilizando como escudo a la niñez mexicana, y el gobierno federal, que tiene el compromiso de actuar y de aplicar la ley, no lo hacen”, comentó Salvador García Ramos, presidente de la Concanaco Servytur en Salina Cruz, Oaxaca.

Por otra parte, Oscar Corzo, dirigente de la confederación en Tuxtla Gutiérrez, dijo que “por un lado avanza el gobierno en algunas cosas que lograron entablar en términos de negociación y por el otro vemos que no dejan de hacer sus manifestaciones en cierres de carreteras y en (la) toma de los espacios públicos.

“El gobierno federal debe actuar conforme al Estado de Derecho, todos debemos respetar la ley, por ahí debe ser el camino a resolver este tema. Si hay un diálogo, los espacios públicos deben ser liberados y no necesariamente debe haber un uso de la fuerza pública”, advirtió el empresario chiapaneco.