Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿Más Guardias Nacionales?

Joaquin Ortiz de Echavarria

18 Julio 2019

¿Son suficientes 150,000 guardias nacionales para disminuir la violencia en México? ¿Es el número mágico, casi cabalístico que regresara la paz en territorio nacional?

Al parecer, la naciente Guardia Nacional, este cuerpo concebido para hacer frente al catastrófico estado de la seguridad en el país, nace con una deficiencia en el número de efectivos en comparación con el total de la población, de acuerdo con un benchmark internacional.

Este desequilibrio sólo tenderá a moderarse hasta que se alcance el objetivo final en el número de elementos planteado hacia fines de sexenio. Aun así, este nivel no será comparable al de varios países con cuerpos de seguridad parecidos en el mundo. Hay que señalar que el tema de la calidad debe tratarse por separado, pero también hay indicios de un arranque flojo.

La Guardia Nacional sigue un modelo de fuerza intermedia, que originalmente se define como un cuerpo de seguridad pública civil, capacitado en materia policial, pero con una formación y disciplina de carácter militar. Como hoy se sabe, la naciente guardia no tendrá un origen mayoritariamente civil, su instrucción policial es heterogénea e incompleta y la disciplina militar será inexistente en casi la mitad de sus elementos, considerando que la mayor parte de los efectivos de la Policía Federal acepte integrarse a la Guardia Nacional.

Pero el tema cuantitativo es el siguiente: de acuerdo con una carpeta informativa del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), la Guardia Nacional tiene antecedentes en fuerzas intermedias de otros países, muchas de ellas incluso antiquísimas, y toma como ejemplo a seis de ellas: las de España, Chile, Colombia, Argentina, Francia e Italia.

Sin embargo, no se puede dejar de lado el componente poblacional; comparar el total de habitantes con el número de efectivos es una proporción que da una idea de la cobertura real que puede tener una fuerza con objetivos tan ambiciosos como disminuir el ritmo de más de 34,000 homicidios dolosos al año con que cerró 2018.

En esta tasa, la Guardia Nacional mexicana en su primera etapa de 80,000 elementos, quedaría en último lugar de la tabla de siete países, con 1,584 habitantes por cada guardia, que compara muy mal con los 253 habitantes por efectivo en Colombia o los 542 de España. Con el paso de los años, y de llegar a 150,000 efectivos a finales de sexenio, la fuerza mexicana promediaría 845 habitantes, lo cual la ubicaría en el penúltimo lugar de esta tabla, sólo por encima de los 1,483 de Argentina.

El problema adicional es que la debilidad numérica de la Guardia Nacional no se puede contrarrestar, por ahora, con la garantía de un mejor entrenamiento y capacitación, por no hablar de equipamiento y algo tan elemental como los sueldos.

Si, como dice el documento, “La recuperación de la paz social, la seguridad y el Estado de Derecho son el reclamo más urgente de la sociedad mexicana”, la Guardia Nacional comienza con un fuerte déficit que costará mucho remontar en los próximos años.

País Nombre Efectivos Habitantes
(millones)
Habitantes
por efectivo
Mando
México Guardia Nacional 80,000
(primera etapa)
126.7 1,584 Civil
México Guardia Nacional 150,000
(final del sexenio)
126.7 845 Civil
España Guardia Civil 85,000 46.07 542 Predominante Civil
Colombia Policía Nacional 180,000 45.5 253 Militar
Chile Carabineros 45,000 19.35 430 Sujetos al Código de Justicia Militar
Argentina Gendarmería Nacional 30,000 44.49 1,483 Predominante Civil
Francia Gendarmería Nacional 98,000 66.99 683 Predominante Civil
Italia Arma de Carabineros 104,000 60.36 580 Militar

Previous Next