Cuarto de crisis

Manejo de crisis

La RNR

Alicia Salgado

21 Febrero 2019

Todo apunta a que hoy en el Senado de la República alcance consenso la propuesta del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para que la nueva Guardia Nacional tenga mando civil adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública y, por lo mismo, es urgente homologar las plataformas de comunicación de las fuerzas federales, estatales y municipales para actualizar la Red Nacional de Radiocomunicación (RNR o IRIS).

Si la IRIS (como se le conoce en el medio de seguridad) no se migra a una plataforma IP (protocolo de internet) no se garantizará la operación eficiente de la Guardia Nacional.

IRIS opera a nivel nacional en todos los estados del país y da servicio a más de 200 mil elementos tanto de Policía Federal, policías estatales y municipales, Fiscalía General de la República, fiscalías estatales, centros penitenciarios, Marina y Sedena, además de los cuerpos de protección civil federal y estatales.

Por ello, es prioridad que la Secretaría de Seguridad Pública, de Alfonso Durazo, y el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Franco Fabbri Vázquez, revisen el análisis y conclusiones que arrojó la auditoría a IRIS que realizó el IPN, para que la red migre de Tetrapol a Tetrapol IP y pueda ser compatible con la red compartida que administra Altán, de Eugenio Galdón.

Por lo que ha trascendido, la inversión requerida para actualizar la red es bastante razonable, tomando en cuenta su alcance e importancia para protección civil y combate al crimen organizado y de irse a otra tecnología el plan costaría seis veces más caro.

En 2017, el Consejo Nacional de Seguridad Pública y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional encargaron al Instituto Politécnico Nacional un estudio prospectivo sobre la Red Nacional de Radiocomunicación (RNR) que contempla el plan estratégico de corto, mediano y largo plazos, con la finalidad de garantizar la operación, mantenimiento y actualización de la red, acorde con la tecnología existente en el mercado.

El responsable de promover la actualización de la RNR es Alfonso Durazo.

El estudio fue publicado en noviembre de 2018, por el IPN y concluye que es urgente y estratégico la actualización de la Red Nacional de Radiocomunicación , que enlaza a más de 200 mil policías, bomberos, personal de protección civil, soldados y marinos en la República Mexicana para apoyarlos en sus actividades contra el crimen organizado y coordinar sus tareas de protección civil y desastres naturales.

La RNR es una red encriptada y segura que comunica a instituciones como la Comisión Nacional de Seguridad, el Ejército mexicano; la Marina Armada de México; la Fiscalía General de la República y las diferentes policías federales y estatales.

Es urgente atender las recomendaciones del IPN, para que la RNR evolucione naturalmente de la tecnología con la que opera a un protocolo de internet (IP) que le permita ser compatible con la red compartida. La opción de reemplazarla por otra tecnología es inviable, pues el costo sería seis veces mayor.

La RNR, conocida como red de misión crítica, opera en todos los estados del país con 471 nodos de interconexión; cubre 100% de las capitales estatales; 85% de la población, 75% de las carreteras y 50% del territorio. Atiende a 200 mil usuarios entre policías municipales, estatales, federales, marinos y soldados a través de 110 mil radios de alta tecnología bajo un sistema de alta seguridad conocido como Tetrapol. La inversión acumulada en la RNR, propiedad del Estado mexicano, asciende a más de 10 mil millones de pesos.

El estudio muestra que en más de la mitad de los estados, se utilizan de dos a tres protocolos de comunicación (Tetrapol, P25) y muchos de ellos no han sido actualizados. Se supone que el objetivo de seguridad era migrar la plataforma por la ruta más económica, pero también la más segura y tenerla lista en 2020.

¿Qué implica? Algunos dicen que sería un gran cliente de la red compartida y mire que no se alejan de la realidad, porque hoy los estados son clientes de mayoreo de los otros carriers mayoristas, pero la estrategia planteada en el estudio del IPN dice que la unificación permitirá a las fuerzas de seguridad del Estado mexicano trabajar de forma coordinada, con acceso a los más sofisticados servicios de telecomunicaciones de alta seguridad.

Si no falla la lógica, una RNR en Tetrapol IP sería una herramienta clave para el funcionamiento táctico de una fuerza como la Guardia Nacional y para que la inversión que ha realizado el Estado en telecomunicaciones se utilice para permitir la intercomunicación digital y en tiempo real con la con la red compartida y el sistema satelital MEXSAT.

Y como seguramente se pisan callos, la revisión del estudio que implicó el análisis de información de años de funcionamiento de la red, así como entrevistas con los proveedores de tecnología; el diseño y aplicación de cuestionarios y encuestas de satisfacción entre los usuarios de la red en cada estado, visitas de campo a diversas entidades, así como un análisis de las redes de seguridad en otros países, podría facilitar la racionalidad de esta migración y tratarse en la siguiente reunión del Consejo Nacional de Seguridad.

Y para más señas, aquí le pongo la liga del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que le lleva directo al estudio que coordinó el doctor Jorge Sosa del IPN.

https://www.gob.mx/sesnsp/documentos/estudio-prospectivo-sobre-la-red-nacional-de-radiocomunicacion

Columna publicada originalmente en: https://www.dineroenimagen.com/alicia-salgado/la-rnr/107434


Previous Next