Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿Crimen contra tecnología?

Joaquin Ortiz de Echavarria

14 Febrero 2019

Siempre se ha dicho que los delincuentes tienen mejores telecomunicaciones, equipamiento y armas; que los policías e incluso que marinos y soldados. ¿Qué necesita el Estado Mexicano para fortalecer su capacidad de respuesta en el terreno tecnológico cuando se trata de combatir al crimen organizado? ¿Cuánto cuesta? ¿Qué se tiene que hacer?

De acuerdo con un estudio desarrollado por el Instituto Politécnico Nacional, publicado hacia finales del 2018 se establecen los pasos específicos para actualizar y fortalecer las plataformas tecnológicas que tiene México para luchar contra los delincuentes. De entrada, es urgente actualizar la Red Nacional de Radiocomunicación (RNR). Se trata una red de misión crítica que brinda servicios telecomunicaciones a elementos de seguridad pública y protección civil desde 1998. Opera en todos los estados del país con 471 nodos, cubre 100% de las capitales, 85% de la población, 75% de las carreteras y 50% del territorio. Atiende a 200,000 usuarios a través de 110,000 radios dispositivos. La inversión acumulada en la RNR asciende a $10,000 millones de pesos.

Y aunque actualmente la RNR opera eficientemente, necesita ampliar su cobertura en alrededor de 260 sitios y transitar a Protocolo de Internet (IP) –IP es un protocolo de comunicación de datos digitales clasificados en la capa de red- para hacerla interoperable con la Red Compartida (banda ancha). Al día de hoy solamente seis estados han completado dicha transición, 15 están en proceso y 11 aún no inician. La inversión que tiene que hacer el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para actualizar el 100% de la RNR es por $1,500 millones de pesos, apenas el 15% del costo total de la red.

Esa inversión, de acuerdo con el IPN garantizaría la existencia de un plan estratégico de corto, mediano y largo plazo, con la finalidad de garantizar la operación, mantenimiento y actualización de la red, acorde con la tecnología existente en el mercado. Ello fortalecería las herramientas en materia de telecomunicaciones con las que cuentan los policías, marinos y soldados para luchar contra el crimen organizado.

En sus más de 500 páginas, la versión final incluye un análisis profundo de la RNR, un estudio internacional de redes nacionales de misión crítica y un estudio del estado del arte en tecnologías, incluyendo comunicaciones satelitales y LTE.

Según el IPN, la RNR debe continuar su migración a Tetrapol IP de inmediato y concluirla antes de que termine el soporte a la plataforma TDM en 2020. La actualización en la misma plataforma Tetrapol es la ruta más económica. Las tecnologías alternas (TETRA, P25) no ofrecen ninguna ventaja comparativa con Tetrapol que justifique la diferencia en costo

También el estudio del IPN establece que en el corto plazo se contempla el uso del sistema MEXSAT y de la Red Compartida como complemento de cobertura y banda ancha, respectivamente. El uso de la Red Compartida para aplicaciones de misión crítica exige modificaciones al marco regulatorio a fin de que pueda asegurar el acceso prioritario a seguridad pública aún en situaciones de crisis o saturación.

El IPN propone asegurar suficiencia presupuestal de aproximadamente $1,900 millones de pesos para concluir la actualización de la RNR a IP y $420 millones para actualizar el sistema de microondas de la red. En total, el presupuesto de egresos de la Federación 2019 debió haber contemplado un gasto aproximado de $2,320 millones de pesos para este fin.

Actualizar la red también significa desarrollar una plataforma de interoperabilidad entre la RNR, la Red Compartida de banda ancha, el sistema satelital Mexicano MEXSAT y otras tecnologías instaladas en algunos estados del país.

En este sentido, la futura guardia nacional necesita comunicaciones seguras de última generación para combatir eficientemente al crimen organizado. Un primer paso, sin duda, es actualizar la RNR e integrar una plataforma unificada con todos los componentes tecnológicos que tiene el país. Solamente así se podrá estar varios pasos adelante de la tecnología a la que tiene acceso los grupos delincuenciales en el país.


Previous Next