Cuarto de crisis

Manejo de crisis

¿A dónde irán los muertos?

Joaquin Ortiz de Echavarria

Jueves, 23 de junio 2016

¿Qué pasó en Oaxaca? Los números arrojan saldo rojo. Hasta el momento hay 9 muertos; más de 100 heridos y al menos 21 detenidos como resultado de las protestas de los maestros contra la reforma educativa. A ello hay que sumar plantones, incendios, despidos, suspensión de clases, detención de líderes magisteriales y cientos de millones de pesos en pérdidas de negocios y comercios. ¿Qué está pasando en Noxchitlán, Oaxaca? Se ha sabido muy poco de quiénes son los muertos. Sin embargo, se dice que no son maestros. También hay dudas sobre quién abrió fuego contra esas personas y la prensa internacional ha difundido imágenes de policías federales portando armas de fuego y disparando. De la misma forma, las explicaciones que ha dado el comisionado Enrique Galindo, Comisionado General de la Policía Federal, y el gobernador de la entidad, Gabino Cué, han generado más dudas que certezas.

La comunicación ha sido fallida y confusa. Algunas preguntas. ¿Fueron policías federales quienes dispararon a los manifestantes? ¿Qué calibre y tipo de armas se utilizaron? ¿Cuáles fueron las trayectorias de los disparos? ¿Fueron infiltrados? ¿Guerrilleros? ¿Se les hizo a los muertos la necropsia de ley? Al día de hoy no hay respuestas. De acuerdo con especialistas en la materia, “en cualquier operativo hay elementos operativos y tácticos. En este caso solamente se buscaba desbloquear la carretera. Se debió haber evaluado el terreno; la población; el adversario y los recursos con los que se contaba. Al perecer en esta operación se dieron errores tácticos desde la planeación del evento”. “Fue un error haber entrado al pueblo. La Policía Federal se debió haber quedado en la carretera. Faltó inteligencia y conocimiento de la población”, comenta un policía que participó en el evento y reconoce que les dispararon desde el interior de la casa con cuernos de chivo. En el colmo del absurdo, la Secretaría de Gobernación (SG) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) construirán una agenda para analizar todos los temas necesarios, incluida la reforma educativa, a fin de desactivar el conflicto en este sector. Sin embargo, no hubo tregua o arreglo en cuanto a las manifestaciones o bloqueos encabezados por los maestros.

¿Negociar con criminales?

La raíz del conflicto está en la reforma educativa emitida por el presidente Enrique Peña Nieto, en la cual se define la creación de un servicio profesional docente con el establecimiento del Sistema Nacional de Evaluación Educativa y la constitución del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, que en suma, proponen evaluar a los profesores con un examen estandarizado para favorecer el mérito en el ingreso y permanencia en el servicio profesional docente. Noxchitlán es uno más de los eventos violentos en los que participan los maestros. Hay que recordar el incendio del edificio del PRI en Chilpancingo, Guerrero. El plantón de cinco meses en el Zócalo de la Ciudad de México con un enfrentamiento el 13 de septiembre de 2013 con la Policía Federal. La instalación de carpas y casas de campaña en el Monumento a la Revolución de septiembre a febrero de 2016, lapso en el que se presentaron tres bloqueos a los accesos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Previo a las elecciones de 2015, la CNTE incendió la sede distrital 07 del Instituto Nacional Electoral (INE) en Oaxaca y bloquearon 11 edificios del órgano en el interior del estado, así como el Consejo Local. A finales de mayo de 2016, un grupo de seis directores y directoras de escuela, así como una jefa de sección, fueron detenidos en el municipio de Comitán, Chiapas, durante las manifestaciones que padres de familia realizan en los 122 municipios del estado. Los manifestantes acusaron a los detenidos de ubicar los nombres de los profesores de la CNTE que participan en el paro laboral y manifestaciones que iniciaron el pasado 15 de mayo, por lo que fueron sometidos, rapados y expuestos sujetando unos carteles con las leyendas "somos traidores a la patria", "soy maestro charro vendido".

Días después, los líderes magisteriales Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos Ricárdez fueron aprehendidos, a quienes se les dictó auto de formal prisión por los delitos de lavado de dinero y robo de libros de texto gratuitos, respectivamente, provocando violentas manifestaciones en Nochixtlán. Otro punto relevante en el conflicto fue la decisión del gobernador Gabino Cue sobre la desaparición del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), dependencia estatal que estaba controlada por la CNTE. Se calcula que las consecuencias económicas de lo que ocurre en Oaxaca son: más de 3,500 millones de pesos de pérdidas al año, equivalente a “11.5 millones de pesos al día – CANACINTRA, COPARMEX. Las protestas en el aeropuerto capitalino provocaron pérdidas de $650 millones de pesos por ventas no realizadas, con 1,800,000 horas hombre de trabajo y afectaciones a unos 28,000 comercios de la zona centro-oriente. Cámara del Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la ciudad de México. El plantón permanente en la Plaza de la República y el Monumento a la Revolución tan solo en 2013 provocó afectaciones económicas de hasta 1,500 mdp de caída en la zona Centro Histórico-Plaza de la República, fueron afectados 30,000 negocios. Y de premio la Secretaría de Gobernación se sienta a negociar con los “maestros”. El mundo al revés.