Cuarto de crisis

Manejo de crisis

Cuarto de crisis Secuestro Pulido

Joaquin Ortiz de Echavarria

Viernes, 3 de junio 2016

Entre la duda y la controversia se dio el secuestro del futbolista Alan Pulido. Versiones van y vienen sobre este hecho criminal que evidencia que el secuestro en México sigue más vigente que nunca.

Primera versión. El secuestro fue al azar ya que al momento no hay indicios de que el delito haya sido planeado con anticipación, informó a los medios de comunicación Patricia Bugarín, titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro de la Comisión Nacional de Seguridad. ¿Será?

Segunda versión. El gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú llamó personalmete a los secuestradores para que liberaran al deportista y no entorpecieran el proceso electoral. ¿Será?

Tercera versión. El esposo de la prima del futbolista, Osvaldo Velázquez García, persona vinculada al crimen organizado, colaboró con los secuestradores y es considerado el autor intelectual del crimen. ¿Será?

Caso único el de Pulido. Expertos en seguridad explican a Cuarto de Crisis que sí es posible que un deportista de alto desempeño tenga la fortaleza y la audacia para actuar como lo hizo. No obstante, las dudas y las contradicciones nublan tanto la versión del deportista como de las autoridades federales y locales.

Por un lado, Bugarin resaltó que el éxito del operativo fue resultado de un gran trabajo de investigación y de inteligencia, pero continúa la búsqueda de tres cómplices que lograron escapar. Y por otro lado, resulta que si se trató de un secuestro planeado y organizado por familiares políticos de Pulido y fue el deportista quién llamó a las autoridades, luego de autoliberarse. ¿Dónde quedó el trabajo de inteligencia?

Pulido representa solamente un caso en miles de mexicanos que son secuestrados cada año y que no tienen la suerte de salir de una experiencia así sin mutilaciones o golpes. En México, durante 2015 se denunciaron 1,307 secuestros y las denuncias en esta materia disminuyeron en 30% respecto al 2014, de acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública. En el caso del secuestro, éste aumentó entre 2012 y 2013, lo que llevó a establecer la Estrategia Nacional Antisecuestro. En lo que va del año en la República Mexicana hay en promedio 100 secuestros mensuales denunciados, a los que hay que sumar los que se resuelven al margen de la ley y que podrían duplicar las cifras oficiales.

El procurador de uno de los estados más criminalizados del país, Ismael Quintanilla, dio a conocer que en el operativo de rescate fue detenido Daniel Hernández Morales, de 38 años de edad, presunto integrante de Los Zetas originario de Veracruz. La liberación del deportista se logró cuando, en un descuido de los criminales, Pulido forcejeó con su cuidador, tomó su celular, llamó al 066 para pedir ayuda a la policía y dar su ubicación, además, se lesionó una muñeca al romper un vidrio para salir, según la versión de Quintanilla.

Para lograr su liberación, dice que Alan Pulido Izaguirre desarmó a uno de sus plagiarios, forcejeó con él y lo golpeó con su arma, por lo que el presunto delincuente terminó hospitalizado y se encuentra en calidad de detenido. El futbolista narró lo anterior a los policías y personal de emergencia que lo atendió la madrugada del lunes, en cuanto fue rescatado, y agregó que estaba custodiado por cuatro hombres que se turnaban de dos en dos. Cuando desarmó a uno de los presuntos delincuentes, el otro estaba descuidado en la segunda planta de la casa.

Con el arma disparó a la ventana, lo que al parecer alertó al otro hombre quien huyó de la casa de dos pisos. Cerca del lugar las autoridades judiciales encontraron otra arma de fuego. Producto de la lucha con el secuestrador, Pulido Izaguirre tuvo que ser atendido de una lesión en su mano derecha, con la que imprimió mayor fuerza para liberarse, después tomó un celular que se encontraba en la casa de seguridad y desde ahí llamó al número de emergencias 066. Según la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, en la zona había varias patrullas del operativo de búsqueda y rescate del futbolista, por lo que llegaron al lugar, de donde fue liberado por policías estatales y federales.

La dependencia explicó que las cámaras del sistema de video vigilancia C4 lograron detectar el rumbo que llevaba la camioneta del futbolista en la que fue secuestrado, por lo que podían ubicar por donde se encontraban. Según la versión que el joven contó a los rescatistas, durante las 24 horas de encierro pidió de comer en varias ocasiones, pero sólo le daban chocolate.

El primer testimonio del futbolista se obtuvo tras su liberación, ante sus rescatistas; después, el Grupo Coordinación Tamaulipas y la procuraduría estatal ofrecieron detalles del plagio y rescate que ocurrió a una semana de que se celebren comicios en la entidad, y que han estado marcados por la guerra sucia y señalamientos de la presencia del crimen organizado.

El procurador Quintanilla explicó que el sábado 28, a las 23:30 horas, fue privado de la libertad Alan Pulido en la carretera Interejidal cuando regresaba de un festejo por el rumbo de Los Troncones. “Esto fue después de ser interceptado por cuatro personas armadas y a partir de ese momento nos enteramos de esa situación, se implementó un operativo de búsqueda de todas las corporaciones que integramos el Grupo de Coordinación Tamaulipas”, dijo. Detallaron el contacto que hicieron los secuestradores con la familia de Alan Pulido. “El mismo día de ayer domingo, a la 1:30 de la tarde, la familia del futbolista recibió la primera llamada de rescate”, expresó.

El funcionario no reveló la cantidad, pero entre personas cercanas a la familia trascendió que pidieron 6 millones de pesos.

El procurador agregó que todas las corporaciones se encontraban en las calles en el operativo de búsqueda. “Además se recibió el apoyo de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, quien destinó personal adicional de la Policía Federal”. Quintanilla relató que después de la medianoche del domingo “se recibió una llamada al 066, que provenía del futbolista, quien en un descuido de los captores en el lugar en donde se encontraba, pudo pedir auxilio dando la ubicación donde estaba privado de la libertad”. Las corporaciones reaccionaron y acudieron a una casa de seguridad en la colonia Pedro Sosa, donde se encontraba Pulido.

La postura oficial originó controversia en las redes sociales, porque los cibernautas ponen en duda la forma cómo ocurrió el hecho y el rescate, así como la aparición del gobernador, pues en la entidad se han cometido 69 secuestros en lo que va del año y en ningún caso se actuó con la celeridad como con Pulido.